Aire acondicionado

Aire acondicionado

El aire acondicionado de segunda mano es uno de los diferentes sistemas de confort con el que cuentan muchos de los vehículos más modernos. Este sistema convierte al aire caliente del exterior en aire frío, o al revés. Esto es posible gracias a un gas que circula por su circuito de tubos flexibles.

Para que el sistema funcione correctamente cuenta con diferentes piezas como: filtro de habitáculo, válvula de expansión, evaporador, compresor, condensador y la botella deshidratante.

Compresor

Compresor

Dentro del sistema de aire acondicionado que puede tener un vehículo, nos encontramos con una pieza llamada compresor, la cual comprime el contenido refrigerante. Posteriormente el frío pasa directamente al condensador y cuando se conecta el aire acondicionado se puede notar el descenso de la temperatura.

Turbocompresor

Turbocompresor

El turbocompresor es una pieza que permite que entre más cantidad de aire en el cilindro gracias a su compresión. Esta presión se consigue gracias a una turbina accionada por los gases de escape donde en su eje se fija un compresor centrífugo que toma aire pasándolo por el filtro de aire y después lo comprime para volver a introducirlo en los cilindros a una mayor presión.
La energía usada para poder comprimir el aire de admisión procede de los gases de escape y hay que decir que no le resta potencia al motor cuando el turbocompresor se encuentra trabajando, lo que permite al vehículo disponer de más potencia en determinados momentos.

Soporte compresor

Soporte compresorEl aire acondicionado de un coche está compuesto de diferentes piezas entre las que se encuentra el soporte compresor aire acondicionado, sobre el que se apoya y asegura el propio compresor. Se trata de una pieza que puede tener diferentes formas y fijaciones, pero todas están hechas para durar mucho tiempo y para trabajar en las condiciones de trabajo más duras. Como sucede prácticamente con todas las piezas del coche, el compresor está sometido a vibraciones; es muy importante que el soporte cuente con unas buenas fijaciones para que el compresor permanezca fijo y no se mueva, de lo contrario, podría desplazar o averiar otras piezas que componen el sistema del aire acondicionado.

Intercooler

Intercooler

El intercooler es un radiador (aire-aire o aire-agua) que tiene como principal misión la de enfriar el aire comprimido por el turbocompresor de un motor de combustión interna. Con esta pieza se consigue rebajar la temperatura del aire comprimido a alrededor de 60º, lo que hace que se gane entre un 10% y un 15% de potencia respecto a un motor que no tiene intercooler.
Lo más normal es que los intercooler sean aire-aire, aunque hay algunos modelos que cuentan con la posibilidad de incorporar un pequeño chorro de agua que hace que se humedezca el exterior del intercooler para que al evaporarse se enfríe y aumente la potencia del coche durante unos instantes.

Turbo

Turbo

El turbo es el sistema de sobrealimentación con el que cuentan muchos coches de hoy en día. Sirve para ayudar a comprimir el aire que circula hasta el motor. De esta forma, envía más aire para mezclar con más carburante, lo que hace que se note un aumento de la potencia.
Aquellos motores que estén sobrealimentados por turbo están compuestos de una turbina que gira gracias a los gases de escape. En su propio eje se encuentra un compresor centrifugo que es el encargado de tomar el aire y lo introduce a presión en los cilindros.