Retrovisor

Retrovisor

retrovisor segunda mano

El retrovisor es uno de los elementos de obligada tenencia en el coche, por lo menos el izquierdo, aunque para más comodidad, los coches de hoy en día, y desde hace unos años, ya equipan dos retrovisores de serie.

Su principal finalidad es la de permitir el mejor campo de visión para el conductor, proporcionándole una visibilidad clara hacia atrás y también hacia los lados del vehículo. Por otro lado, también tenemos un espejo que se encuentra en el interior del vehículo, ubicado en la parte alta de la mitad de la luna delantera. Esto permite al conductor ver otro ángulo más de la parte trasera del coche a través de la luna posterior.

Tips de mantenimiento

Un retrovisor es un elemento que puede llegar a ser bastante delicado, especialmente aquellos que son electrónicos, por lo que darles un golpe o tratarlos sin cuidado puede hacer que comiencen a fallar y en algunos casos la reparación e instalación puede ser bastante costosa. Por ello, hay muchos clientes que acuden a un desguace para comprar un retrovisor de segunda mano.

Para mantenerlos en el mejor estado posible hay que usarlos sin forzarlos, tanto si debemos colocarlos de manera manual como si lo hacemos de manera electrónica. Nunca debemos apoyarnos en ellos y siempre que dejemos el vehículo aparcado debemos meterlos hacia adentro para protegerlos.

Principales averías y cómo detectarlas

Uno de los principales problemas a los que nos enfrentamos con el retrovisor del coche es la rotura del mismo o incluso que quede completamente arrancado, bien sea por un acto vandálico o tras haber tenido un accidente. En este caso, se debe buscar un retrovisor en desguace del mismo modelo dado que no se puede circular sin estos elementos del coche.

Un golpe o que caiga líquido en el mando de control pueden ser el detonante de que se produzca un cortocircuito que afecte al sistema y, aunque no haya que cambiar el propio retrovisor, sí habrá que sustituir el mando.

20 Abril 2017||