Cómo mantener nuestro embrague impecable

Portada » Noticias sobre desguaces » Cómo mantener nuestro embrague impecable

Cómo mantener nuestro embrague impecable

pedales-de-coche

Dentro de las muchas piezas de coches que hay, el embrague es una de las que debemos cuidar si no queremos  darle una mala noticia a nuestra cuenta corriente. Una mala manía puede desembocar, normalmente a la larga, en un problema que puede llegar a convertirse en algo bastante serio y para solucionarlo tengamos que desembolsar una importante cantidad de dinero.

Por ejemplo, una de las malas costumbres que se suelen tener es la de dejar pisado el pedal del embrague cuando estamos detenidos en un semáforo. Independientemente de si se está pisando a fondo o no, se producen fricciones internas y se provoca un mayor desgaste de sus componentes como el disco  y las diferentes piezas que actúan sobre él. En este caso siempre es recomendable pisar el embrague solamente para los cambios de marchas.

Entre otras malas costumbres a la hora de conducir y que pueden afectar a la integridad del embrague podemos destacar:

  • Pisar el embrague mientras aceleramos. Esto producirá un desgaste prematuro de esta importante pieza del coche.
  • Lo mismo que en el punto anterior, tampoco es recomendable llevarlo pisado mientras vamos circulando. ¿Cuál sería el objetivo además de desgastarse? Ninguno, solo es una mala costumbre que puede salirnos cara.
  • No debemos “jugar” con el acelerador y el embrague en una cuesta para dejar el coche equilibrado sin tener que usar el freno en determinado momento, sobre todo si estamos esperando el semáforo. Lo mejor en estos casos es echar el freno de mano y salir soltándolo poco a poco.
  • Hacer salidas como si estuviésemos en una competición deportiva. Es en este momento cuando el embrague sufre cuando lo soltamos mientras vamos acelerando como locos el coche.

Estas son algunas de las malas costumbres que pueden tenerse cuando se está al volante del coche y que, aunque las hagamos inconscientemente, pueden repercutir en nuestro embrague y convertirse en un problema si no quitamos esas manías a tiempo.

Amplia tus conocimientos para el uso seguro de esta pieza conociendo cuáles son los principales tipos de embrague y qué diferencias existen entre ellos.

22 Octubre 2015||