Culata

Culata

La culata es un bloque de metal fabricado en materiales como hierro fundido o una aleación de aluminio que sirve para sellar la zona superior de los cilindros que hay en un motor de combustión y evitando así que haya cualquier clase de pérdida de compresión.

Está unida al bloque motor mediante tornillos y una junta especial conocida como junta culata que es la que se encarga de proporcionar hermeticidad ambos componentes y soportar las altas temperaturas que se producen en el motor además de impedir cualquier clase de fuga tanto de líquido refrigerante como de compresión.

Rellena el formulario indicando la pieza que buscas y tu petición será enviada a nuestros desguaces asociados en toda España. ¡Recibirás varios presupuestos, podrás comparar y ahorrar en tiempo y dinero!

Desguaces y piezas

Descripción

Tips de mantenimiento

Como la culata es una pieza que no tiene fácil acceso y es muy robusta, su mantenimiento es mínimo, pero nunca debemos dejar de asegurarnos en qué estado está para evitarnos posteriores sorpresas.

Por eso uno de nuestros consejos es que de manera periódica se aprieten las tuercas de la culata. Las altas temperaturas y las vibraciones del motor pueden hacer que poco a poco se vayan aflojando.

Con una linterna nos fijaremos bien si existe alguna clase de deformación ya que hay fallos en el motor que pueden acabar deformando esta pieza tan robusta. Si queremos asegurarnos de que todo está bien, una limpieza de la culata de manera anual, por ejemplo, será una formidable idea para proporcionarle el mejor mantenimiento y en caso de que esta pieza esté en mal estado buscar un bloque motor de segunda mano en desguaces. 

Principales averías y cómo detectarlas

Una de las principales averías que podemos encontrarnos con una culata es que se estropee la junta, una de las averías más costosas que puede tener un coche. Con el tiempo y si no se le realiza un buen mantenimiento, acaba desgastándose y puede hacer que el coche comience a sentir sus síntomas, provocados por la falta de presión ya que no hay estanqueidad y pierde potencia.

Otra seria avería que nos obligará a cambiar la culata entera es que ésta haya sufrido demasiado las altas temperaturas del motor derivadas por otros problemas, lo que puede hacer que aparezca una fisura, algo que debemos tener muy en cuenta porque puede provocar serios daños al vehículo.

Ahorra tiempo y dinero buscando tu pieza de desguace

1

Rellena el formulario indicando la pieza de desguace que buscas sin compromiso

2

En menos de 24 horas recibirás por email varios presupuestos de nuestros desguaces asociados

3

Elige el mejor presupueso, recibirás rápidamente la pieza en tu casa o taller

Además, al comprar una pieza entrarás en el sorteo de una experiencia de conducción en el circuito del Jarama (Madrid) conduciendo un Westfield Seven

Ver las bases del sorteo

Publicidad