Bobina

Bobina

La bobina del encendido es una pieza de inducción que forma parte del sistema de encendido del motor de combustión interna y que tiene como misión elevar el voltaje normal en un valor a unas 1000 veces mayor con lo que conseguir un arco eléctrico o chispa en la bujía para permitir que la mezcla de aire y combustible se inflame dentro de la cámara de combustión.

Tips de mantenimiento

Para saber si funciona correctamente es muy recomendable una inspección visual antes de someterlas a una comprobación en profundidad. Por ejemplo, hay que ver si existen fisuras o daños mecánicos, si las juntas de las válvulas están intactas, si la batería cuenta con la suficiente tensión no si el cable eléctrico y los conectores no están torcidos.
Por otro lado, si se utiliza su resistencia eléctrica se puede comprobar el funcionamiento de la bobina para el sistema de encendido. La comprobación se lleva a cabo con un multímetro, que servirá para medir la resistencias eléctricas en la zona primaria y secundaria de la bobina de encendido.

Principales averías y cómo detectarlas

Como sucede con muchos componentes de un vehículo, la bobina sufre bastante desgaste y hay factores que pueden acortar seriamente su vida útil. Cuanto más tiempo tiene la bobina mayor es el riesgo de sobrecalentamiento, lo que puede producir cortocircuitos internos.
Otra posible avería es debido a una alimentación de tensión defectuosa, provocada por unos cables de encendido en mal estado. Los fallos de aislamiento provocados por vertidos de aceite que se pueden producir por un cierre defectuoso de una junta de válvula puede producir daños mecánicos.
También pueden producirse fallos por excesivo calor, las vibraciones (especialmente si la bobina es de tipo lápiz) o incluso si entra humedad en la carcasa de la bobina, lo que puede producir resistencias de contacto. En estos casos, lo mejor es instalar una bobina de encendido nueva.

2 julio 2018||