Precaución con la temperatura del coche

Portada » Noticias sobre desguaces » Precaución con la temperatura del coche

Precaución con la temperatura del coche

medidor-temperatura

 

Camión, moto, coche… no importa qué clase de vehículo tengamos o manejemos, siempre hay que tener la vista en la carretera pero tampoco sin descuidar al propio vehículo, a quien tendremos que cuidar para que nos dure el máximo tiempo posible, especialmente si se usa para el desempeño laboral, donde una avería puede suponer una importante pérdida de dinero, no solamente por la factura del mecánico por la mano de obra y los recambios sino también por la pérdida de días de trabajo para realizar el arreglo.

Obviamente no todo el mundo conoce a la perfección el funcionamiento de todos los componentes de su vehículo pero éste puede hacérnoslo saber gracias a diferentes señales, las cuales podremos ver en el cuadro de mandos con sus indicadores.

Uno de los fallos que puede aparecer es el aumento de temperatura del vehículo, algo que puede ser bastante serio si no se tiene en cuenta, aunque no hay una causa exacta para que suceda esto y a veces encontrar el origen puede ser bastante complejo, pero todo puede desembocar en lo mismo, puede causar serios problemas tanto al motor como a la transmisión, con lo que la reparación requeriría de una gran inversión.

Posibles causas del calentamiento excesivo del vehículo

Una de las causas puede ser que el medidor esté averiado, quizá esta sea la que menos nos debe preocupar porque con ir a un desguace o visitarlo por Internet y buscar entre sus piezas de repuesto, conseguiremos un nuevo medidor para sustituirlo por el que falla.

Cuando un coche se sobrecalienta en exceso el medidor puede fluctuar y no dar la información pertinente de una manera exacta, aunque a veces no siempre se cae en este detalle y se tiende a pensar que puede ser una avería mayor. Por eso es importante comprobar qué marca con el coche caliente y después de haber pasado, por ejemplo, toda la noche aparcado.
Un radiador con fisuras puede ser también otro de los motivos por los que la temperatura del coche suba notablemente. A veces una pequeña grieta puede ser muy difícil de detectar, por ello hay que realizar revisiones en profundidad para hacer que el líquido refrigerante que pasa por el radiador pueda distribuirse correctamente por las diferentes partes del motor.
Normalmente cuando vemos un pequeño charco de líquido verde cayendo desde debajo del capó de un coche, es que el radiador del mismo cuenta con una fisura, este es el indicio más claro que hay actualmente en estos casos.

Por su parte la bomba de agua también sirve para hacer que el motor se refrigere así como otras partes del vehículo. Si esta bomba está averiada o tiene pérdidas, la refrigeración del motor se reduce considerablemente, aumentando la temperatura y pudiendo provocar los daños antes citados.

Siempre se ha dicho que tener un coche o una moto es como una hipoteca, siempre hay que pagar por algo; viñeta, permiso de circulación, seguro, etc., razón de más para proporcionar a nuestro vehículo un buen mantenimiento en todo momento para así poder evitar males mayores.