Palier

Palier

El palier es una pieza que podemos encontrar en todos los coches. Se trata de un eje mediante el que se transmite el movimiento desde el diferencial hasta las ruedas motrices. Esto permite que tanto las ruedas como la suspensión puedan trabajar de manera correcta.

Tips de mantenimiento

Es importante que cada determinado tiempo comprobemos el estado de los palieres de nuestro coche así como el de los fuelles que los recubren y facilitan su movimiento. En caso de que alguno de los fuelles se rompa, debemos tenerlo en cuenta dado que esto puede hacer que el propio palier sufra un mayor desgaste antes de tiempo.
Si en una revisión vemos que un palier está en mal estado, lo que hay que hacer es llevarlo a un taller para que determinen qué daño tiene y si es necesario cambiarlo o no.

Principales averías y cómo detectarlas

La circulación sobre carreteras en muy mal estado, meter el coche por caminos sin asfaltar llenos de baches, tomar un bache a gran velocidad, bajar de un bordillo alto o un accidente son casos que pueden hacer que el palier se parta o se fisure, por lo que en ambos casos habría que cambiarlo por uno del mismo modelo.
Si el fuelle se rompe, la grasa que hay en su interior saldrá expulsada, algo de lo que seguramente nos daremos cuenta por la mancha de grasa que habrá en el suelo o en la parte interior de la rueda y zonas próximas al palier.
Sin esta grasa, la junta homocinética deja de tener lubricación y se puede llegar a dañar tanto que se tendría que sustituir el palier por uno nuevo.
Si decidimos no sustituir el fuelle, a medida de que pase el tiempo iremos notando que algo falla hasta que tengamos que sustituir el palier por completo. No son piezas baratas y podemos ahorrarnos el precio si nos preocupamos hacerle un buen mantenimiento y revisiones periódicas.

2 julio 2018||