Compresor

Compresor

Dentro del sistema de aire acondicionado que puede tener un vehículo, nos encontramos con una pieza llamada compresor, la cual comprime el contenido refrigerante. Posteriormente el frío pasa directamente al condensador y cuando se conecta el aire acondicionado se puede notar el descenso de la temperatura.

Tips de mantenimiento

La ausencia de mantenimiento puede producir una avería importante en el sistema de aire acondicionado dado que puede perder gas y aceite del compresor.
También puede producirse alguna fuga de gas en el mecanismo derivado por un desgaste de las tuberías, las cuales, con el uso y el tiempo van volviéndose porosas poco a poco. Por ello no hay que dudarlo y siempre que llevemos el coche al taller a su revisión, pedir que nos chequeen también el compresor del aire acondicionado.

Principales averías y cómo detectarlas

No importa si se usa en invierno o en verano, el aire acondicionado suele estar muy presente en nuestros coches, aunque a veces comience a fallar. Una prueba de que puede haber problemas con el compresor es poner en marcha el vehículo y dejar que caliente.
En ese momento pondremos el aire acondicionado y bajaremos la temperatura al mínimo, en ese momento hay que escuchar el sonido del compresor al encenderse. Si no ocurre puede que esté averiado y haya que revisarlo o sustituirlo.
Otro posible problema que podemos encontrarnos con el compresor del aire acondicionado es que su aceite se haya consumido en exceso, razón suficiente para que haya que reponerlo.
También puede darse el caso de que el vehículo haya estado demasiado tiempo estacionado y el aceite se haya estropeado, lo que nos obligará a cambiarlo si no queremos que se pueda estropear el compresor, pieza que tiene un precio bastante elevado, por lo que debemos prestar especial atención a las señales que nos da.

7 julio 2018||