Caudalimetro

Caudalimetro

El caudalímetro es una pieza que tiene como principal misión medir la cantidad de aire que entra al motor. Podemos encontrarla tanto vehículos con motorización diesel como gasolina y por norma general suele estar ubicado en el tubo de admisión, a continuación del filtro de aire.
Cuenta con una pequeña conexión eléctrica que es la encargada de enviar la información a la centralita del motor. En esta información se encuentran los datos referentes a la cantidad de aire que pasa por la admisión.
Esta información es analizada y dependiendo de unos determinados parámetros, se ajusta el combustible que se inyecta a los cilindros para una mejor combustión. Con ello se ahorra combustible e incluso se pueden reducir las emisiones del vehículo.

Tips de mantenimiento

Un aspecto que hay que tener muy en cuenta es que nunca hay que mojar el caudalímetro dado que puede producir humedad y entonces enviar datos erróneos a la centralita, por lo que la combustión no sería la correcta.
Es importante revisar esta pieza, especialmente cuando la centralita lo detecta y nos avisa. Si al conducir notamos que el motor pierde potencia y le cuesta responder, puede que la pieza está averiada. Por ello hay que llevar el coche a un taller mecánico para que con una máquina de diagnosis puedan saber si es esta pieza la que falla o no.

Principales averías y cómo detectarlas

Hay señales claras de una posible avería en el caudalímetro, como por ejemplo su paso a modo de emergencia. Esto hace que se limite la presión de la sobrealimentación, pasando a ser estándar para evitar daños en el motor.
Los síntomas que podemos encontrarnos con esta pieza averiada es la generación de humo muy oscuro, marcha irregular del motor estando al ralentí o incluso una notable pérdida de potencia y que al coche le cuesta alcanzar la suficiente para subir una pendiente muy pronunciada, por ejemplo.

6 julio 2018||