Parasol

Parasol

parasol desguace

El parasol de segunda mano es uno de los elementos que no pueden faltar en un vehículo como un coche. Gracias a él conseguiremos evitar que el sol nos dé de lleno en los ojos cuando conducimos y tenemos el sol de frente. Con ello, evitaremos los deslumbramientos y tendremos una conducción mucho más segura.

Se ubican en la parte interior del techo del coche y suele estar plegado. Para su uso bastará con desplegarlo y ya tendremos protección para los ojos de manera frontal. Cabe destacar que solo está fijo por un eje, por lo que podremos torcerlo en dirección a la ventana si el sol nos da de lleno por el costado izquierdo.

En la parte derecha también hay otro parasol, normalmente acompañado de un pequeño espejo (y en ocasiones una pequeña luz) y cumple la misma función que el parasol del lado izquierdo.

Tips de mantenimiento

El mejor consejo de mantenimiento que se puede dar para cuidar esta pieza es limpiarla con frecuencia porque puede llegar a acumular bastante suciedad. Por lo demás, es muy poco probable que estas piezas suelan sufrir daños a no ser que se produzca un accidente.

Principales averías y cómo detectarlas

Se trata de piezas muy sencillas, hechas sobre todo de plástico y como apenas requieren de un gran mantenimiento, hay ocasiones en las que debemos cambiar el parasol llegado el momento.

El uso hace que la pieza se desgaste y puede dar lugar a que no se sostenga fija y se caiga cuando la tenemos desplegada. Un tirón involuntario o una colisión frontal, puede hacer que estas piezas requieran ser cambiadas, aunque hay que decir que no tienen un precio demasiado elevado.

Por otro lado, se pueden retirar los parasoles si son básicos y colocar otros que tengan más bolsillos, que sean más robustos, un diseño acorde con el color del resto del coche, más luces, etc.

6 junio 2017||