Llantas

Llantas

llanta segunda mano

Todos los vehículos tienen llantas. Se trata de una pieza metálica sobre la que va un neumático, conformando el conjunto de la rueda. Está sujeta al disco y la función principal no es otra que la de sostener el neumático, permitir una conducción cómoda y también segura.

Podemos encontrarlas de las más normales que tienen los coches más básicos, que suelen ser de color negro y van con un embellecedor simulando ser metálico o las que realmente son metálicas, donde ya podemos encontrarnos infinidad de modelos diferentes. Por ello, en los desguaces de coches ya podemos encontrar las llantas de segunda mano más adecuadas para el vehículo.

Tips de mantenimiento

El mantenimiento de estas piezas es bastante sencillo dado que sobre todo es estético. Es una pieza que prácticamente está en contacto con la carretera, por tanto es de las zonas que más suciedad reciben. En este caso lo recomendable es una limpieza periódica para que tenga el mejor aspecto posible.

Pero no se queda ahí, un buen mantenimiento de las llantas también se hace conduciendo con precaución, especialmente a la hora de aparcar dado que si ajustamos demasiado la rueda a los bordillos es posible que acabemos rayando la llanta. Asimismo también debemos tener cuidado con los baches cuando conducimos, ya que que podemos abollarla.

Principales averías y cómo detectarlas

Las principales averías de la llanta proceden de una conducción incorrecta. La llanta puede abollarse con un bache en la carretera si se va a gran velocidad, por lo que la rueda podría quedar descentrado y producir molestas vibraciones o incluso la pérdida de control del vehículo.

Cuando se tiene un accidente, las ruedas sufren mucho y dependiendo de la magnitud del siniestro, la llanta puede partirse. En este caso no hay reparación posible, hay que cambiarlas en algún desguace de coches en el que podamos pedir llantas. Con la seguridad no se puede jugar.

En otras ocasiones, a pesar de llevar un golpe, se pueden volver a enderezar y en algunos casos se requiere de un equilibrado nuevo, para lo que podría utilizarse un trozo de plomo.

20 abril 2017||