Defensa

Defensa

defensa coche segunda mano

La defensa, también conocida como parachoques o paragolpes, es parte indispensable en cualquier vehículo. Se encuentra tanto en la parte frontal como trasera del mismo y tiene como principal finalidad la amortiguación de golpes de diferente índole.

En los coches antiguos las defensas eran metálicas pero desde la llegada de los años noventa comenzaron a aparecer otros materiales, haciendo el coche menos pesado y más seguro en este aspecto.

Muchas de las defensas de segunda mano que encontramos hoy en día son de plástico, derivados o fibras y algunas de ellas tienen la capacidad de deformarse en caso de una colisión, absorbiendo así el impacto y no transmitiéndolo a la parte interior del coche, donde tanto el conductor como los acompañantes se verían afectados sin esta primera línea de defensa.

Tips de mantenimiento

En este caso, siempre que no haya un golpe que pueda haber abollado la defensa, su mantenimiento se refiere principalmente al apartado estético, cuidando de que no se raye o le saltemos la pintura cuando estemos aparcando o limpiarlo cuando están sucios, especialmente de restos orgánicos, que pueden arruinar el brillo o la pintura de esta pieza del coche.

Principales averías y cómo detectarlas

La defensa delantera es una de las partes del coche que más expuesta está, por ello, no es de extrañar que sea una de las piezas de la carrocería que más sufran, especialmente cuando no tenemos cuidado y le damos pequeños golpes cuando aparcamos. Comprar una defensa para su coche

No suele tener muchas averías y la mayoría vienen todas de golpes que nos han dado o hemos dado a la hora de aparcar. Debemos tener especial cuidado si tenemos una fisura dado que con el paso del tiempo, las vibraciones del propio coche o incluso algún golpe pueden hacer que se nos parta  y tengamos que comprar una defensa o cambiarla por otra de modelo idéntico.

21 abril 2017||