Amortiguador

Amortiguador

amortiguador segunda mano

El amortiguador de segunda mano es una de las piezas básicas en todo vehículo a motor. Forman parte del sistema de suspensión de los vehículos y su principal función es la de controlar los movimientos de la suspensión, proporcionar más adhesión al vehículo al pavimento, estabilizar el coche, proporcionar la máxima comodidad a la hora de conducir y el máximo agarre en las curvas entre otros.

Tips de mantenimiento

Son piezas construidas para durar mucho tiempo y aunque son muy robustas hay que cuidarlas siempre. Se aconseja no dejar el vehículo aparcado sobre dos ruedas en un bordillo y menos si éste tiene más de 10 centímetros de ancho.

Tampoco se aconseja circular por carreteras demasiado accidentadas y mucho menos a gran velocidad debido a que esto afectará de manera muy negativa a cualquier amortiguador del coche. Por otro lado, ir con el coche más cargado de lo que debería es otro de los factores que puede resentir la suspensión del coche.

Principales averías y cómo detectarlas

Cuando una suspensión está dañada podemos encontrarnos con diferentes síntomas entre los que destaca el desgaste por secciones de los neumáticos, el vehículo tiene vibraciones descontroladas, puede haber fugas de aceite en el amortiguador y una clara pérdida de estabilidad.

También hay que destacar que con un amortiguador en mal estado se aumenta la distancia de frenado, se pierde adherencia, especialmente en el asfalto húmedo, propiciando el efecto conocido como aquaplanning.  Además aumentan las posibilidades de perder el control en las curvas.

El muelle o la base del amortiguador rota, un tornillo flojo, la barra estabilizadora o el buje de la horquilla en mal estado pueden ser algunas de las averías a las que podemos enfrentarnos si no realizamos un buen mantenimiento a los amortiguadores o sino no los revisamos en el taller de manera periódica, obligándonos a cambiarlos solicitando un amortiguador en desguace.

5 junio 2017||