Aletas

Aletas

aleta segunda mano

La aleta de un vehículo es un elemento perteneciente a la carrocería que se sitúa en la parte lateral delantera, entre la puerta y la parte delantera del vehículo. Es un elemento estético indispensable en cualquier coche y además forma parte de la aerodinámica del vehículo.

Aunque antaño, al igual que el resto de la carrocería, era de metal, con el paso del tiempo y la evolución de la tecnología y de los materiales, hoy en día pueden ser de plástico, aluminio o fibra de carbono, por ejemplo.

Tips de mantenimiento

Como el resto de elementos pertenecientes a la carrocería del coche, el mejor mantenimiento que podemos darle consiste en circular con precaución, evitando dar ningún golpe a esta pieza del coche. En el caso de colisión, es muy normal que ésta sea una de las piezas más dañadas obligándonos a buscar una aleta en desguaces.

Por otro lado, la limpieza no solo es importante sino que algunos restos orgánicos, sobre todo los de las aves, contienen ácido clorhídrico, lo que puede hacer que si no los retiramos cuanto antes, la pintura de la aleta, o de cualquier otra parte de la carrocería del vehículo, se vea afectada.

Principales averías y cómo detectarlas

Las principales averías que puede tener la aleta de un vehículo están relacionadas con la estética. A veces, un pequeño golpe contra un bolardo, una columna del garaje o a la hora de aparcar cuando no calculamos bien la distancia, puede hacer que luzcamos una abolladura o rayones.

En este caso, dependiendo del material con el que esté fabricada podemos retirarlo nosotros mismos, en otras ocasiones hay que llevarlo a un chapista. Al ser una pieza del coche tan expuesta, en caso de un choque frontal o lateral, casi siempre se verá dañada.

Como sucede en muchos casos, cuando sucede esto, lo más recomendable es cambiarla y buscar aletas de segunda mano, eso sí, no solo por una misma pieza sino que hay que procurar que el color sea el mismo, o de lo contrario habrá que llevarla a pintura.

20 Abril 2017||