Tipos de neumáticos para tu vehiculo

Portada » Noticias sobre desguaces » Tipos de neumáticos para tu vehiculo

Tipos de neumáticos para tu vehiculo

desguace de neumáticos

Dentro de las muchas clases de recambios de coches que pueden adquirirse en los desguaces online, se encuentran los neumáticos, de los cuales podemos hablar largo y tendido, sobre todo en lo referente a los diferentes tipos que hay actualmente, algo que poco o nada tiene que ver con lo que había hace unos cuantos años.

¿Cuántos tipos de neumáticos hay?

Lo cierto es que podríamos hablar muchísimo tiempo sobre las diferentes clases de neumáticos, aunque en esta entrada destacaremos solamente los más conocidos, como por ejemplo los radiales y diagonales.

Estos neumáticos se caracterizan por las diferentes capas de tejido que se colocan en la carcasa. Unos pueden formar un ángulo de entre 40 y 45 grados, consiguiendo una gran rigidez, aunque algo menos estables en los laterales.

Los radiales son de los más utilizados hoy en día y la carcasa del neumático está compuesta de diferentes capas de tejido que se coloca de forma radial. Son más flexibles, duran más y se calientan menos.

Los neumáticos asimétricos cuentan con una banda de rodadura con el mismo perfil, tanto en la parte interior como exterior y tienen diferentes dibujos. Una parte está diseñada para evacuar el agua y otra para la mejora del agarre sobre el piso seco.

También nos encontramos con neumáticos de verano, los cuales pueden usarse en cualquier época del año, aunque están diseñados para rodar en temporada que no hay nieve, todo lo contrario que los de invierno, los cuales están compuestos de materiales especiales para mejorar el agarre a bajas temperaturas.

Tampoco podemos olvidarnos de los neumáticos tubeless o sin cámara, utilizados hoy en todo el mundo por la mayoría de coches, los recauchutados, los de perfil bajo que suelen utilizar los coches deportivos, los de bajo consumo o ecológicos y los runflat, que permiten rodar durante cierta distancia y a un máximo de 80Km/h cuando se ha producido un pinchazo.