Situaciones que invalidan el seguro de tu coche

Portada » Noticias sobre desguaces » Situaciones que invalidan el seguro de tu coche

Situaciones que invalidan el seguro de tu coche

Cuando se tiene un accidente o se sufre un acto vandálico, lo normal es dar parte al seguro y después llevar el coche al taller y buscar piezas de coches para repararlo. A veces las cosas no son tan fáciles y puede que el seguro se lave las manos y no haga lo que esperamos. Esto es debido a que hay situaciones en las que el seguro no se va involucrar e invalidan su cometido.

Situaciones que invalidan el seguro del automóvil

Aunque hay muchas situaciones que pueden llegar a invalidar el seguro del automóvil, vamos a condensarlas en las más importantes. Un ejemplo es que el conductor tenga un accidente y esté bajo los efectos del alcohol o las drogas, independientemente del daño que provoque. Esto invalida por completo el seguro del coche.
Aunque el vehículo tenga seguro, si alguien lo coge y no tiene permiso y sufre un accidente, sin importar su naturaleza, el seguro no cubrirá los daños. Lo mismo sucede si quien conduce no es el dueño y ha cogido el coche sin permiso de su dueño.
Si el coche no circula por caminos trazados o por vías que no están preparadas para el tráfico rodado y el vehículo sufre daños. la compañía aseguradora puede negarse a pagar los daños que se hayan provocado en el coche.
También queda invalidado el seguro si no se ha pagado la póliza, aunque sea al día siguiente de haber vencido. En esto, las compañías aseguradoras son muy estrictas y no suelen pasar ni una, aunque sea al día siguiente. Para ellos y su sistema la póliza no está actualizada en pagos, por tanto, no cubre los daños producidos en el vehículo o a terceros.
Por otro lado, si sales al extranjero y sufres un percance, debes preocuparte antes de que tu seguro cubra las salidas a otro país. Normalmente cuando se tiene un seguro básico cubre solo a nivel nacional. Debes asegurarte de contar con una póliza que así lo confirme. En caso contrario, tendrás que abonar todos los gastos devengados por un accidente si se produce fuera de España.