Revisar el coche, una obligación para mantenerlo en el mejor estado

Portada » Noticias sobre desguaces » Revisar el coche, una obligación para mantenerlo en el mejor estado

Revisar el coche, una obligación para mantenerlo en el mejor estado

revision-mecanica

Los únicos responsables de que nuestro vehículo (coche, motocicleta, monovolumen, etc.) tenga un buen funcionamiento y una larga vida somos nosotros, por ello, además de llevar recambios en el maletero de los que todo el mundo lleva, como una rueda y su llanta, bombillas, etc., debemos tener en cuenta que cada mes hay que revisar el vehículo para estar seguros de que todo está en buen estado, prestando especial precaución si tenemos pensado realizar un viaje largo.

   ¿Qué partes del vehículo debemos revisar?

Aunque son muchas partes las que componen un coche por ejemplo, hay algunas que son de especial importancia para que no ocurra nada, al menos nada derivado de los dispositivos que vamos a revisar. Uno de ellos son los frenos, parte esencial de cualquier vehículo a motor, y en su revisión,  se debe comprobar el líquido de freno, las pastillas de freno, los discos o el freno de mano. Si vuestro conocimiento mecánico es muy limitado, debéis llevarlo al taller para que os hagan una buena revisión.

Además de los frenos, los neumáticos deben estar en óptimas condiciones para rodar. Si se tiene el neumático muy gastado se pierde adherencia, especialmente cuando llueve, por eso es obligatorio calzar al coche para evitar problemas como el aquaplaning por ejemplo. La pérdida de agarre puede ser peligrosa en una curva, una zona mojada, un cambio de rasante, etc., por lo que no hay que jugársela en la carretera.

Los líquidos son importantísimo, y no solamente el líquido de frenos sino también el agua del radiador, limpiaparabrisas, anticongelante o el aceite. Para tener una mejor y correcta lectura  de este último, hay que meter la varilla cuando el coche esté completamente frío, así nos saldrá un volumen mucho más fiable que en caliente, que suele aumentar bastante más.

Finalmente, la batería también debe revisarse, sobre todo si ésta cuenta con tapones removibles, aunque no son demasiado comunes. Si tiene algún cable deteriorado hay que cambiarlo, suciedad en los bornes, etc. Todo esto puede llevarnos una hora como mucho, pero nos ahorrará muchos problemas a la hora de conducir.

2 Febrero 2015||