Piezas de repuesto usadas, ahorro hasta para las aseguradoras

Portada » Noticias sobre desguaces » Piezas de repuesto usadas, ahorro hasta para las aseguradoras

Piezas de repuesto usadas, ahorro hasta para las aseguradoras

taller-mecanico

La situación económica ha obligado a muchas personas a elegir piezas de desguace frente a los recambios nuevos a la hora de reparar un vehículo, pero esto no es algo nuevo dado que mucha gente, incluso desde antes del inicio de la crisis en el año 2008, ya compraban piezas de estas características para reparar sus vehículos, porque pensándolo fríamente, pagar más por un producto cuando puede conseguirse otro, con garantía y completamente funcional, es perder dinero.

Esto no solamente se limita al ámbito particular sino que el uso de recambios alternativos en muchas de las reparaciones de siniestros del automóvil pueden proporcionar un importante ahorro medio a las aseguradoras del 15% en cuanto al coste de reparación si se compara con el precio de las piezas originales, datos facilitados por la consultora Gistek.

Carlos Sasia Villegas, director de innovación de Gistek Insurance Solutions, declaró que las piezas suponen cerca de la mitad del precio de una reparación de un parte de accidente de automóvil, donde según los últimos datos que se manejan de 2013 del sector asegurador, se sitúa en torno a los 914 euros de media algo que castiga bastante al sector asegurador, pero que esta situación puede revertirse o al menos suavizarse notablemente.

Durante la celebración de la XXI Semana del Seguro, ha explicado que todo lo referente con la buena gestión de los recambios de automóvil en las reparaciones asumidas por la aseguradora del vehículo, puede llevar a convertirse en uno de los factores determinantes dentro de los resultados de este sector de la industria de los seguros.

Indicó que es conveniente integrar en la gestión del accidente del vehículo un proceso de compra de piezas usadas gracias al importante ahorro que puede suponer y también por las mejoras que conlleva dentro de los trámites a realizar.

¿Y por qué no? Las piezas que se venden procedentes de desguaces no quiere decir en absoluto que no estén aptas para su vuelta al funcionamiento sino todo lo contrario, son piezas revisadas por profesionales cualificados que las examinan a conciencia para verificar si se le puede dar una nueva vida a determinada pieza o hay que desecharla. Además las piezas que pasan las inspecciones cuentan también con garantía, por lo que es completamente lícito que las compañías aseguradoras hayan encontrado en esta alternativa una forma de no tener que desembolsar, en muchas ocasiones, ingentes cantidades de dinero en los accidentes de automóviles.

Es ley de vida y cuando las cosas no van bien hay que buscar alternativas para reducir costes sin sacrificar ni un ápice la calidad ni la seguridad. Por ello creemos que esta es una de las decisiones más acertadas que se hayan podido tomar por esta clase de compañías, las cuales, llegan a tener que soportar impresionantes gastos al año debido a los accidentes que se producen y al menos hasta que las cosas vayan a mejor, encuentran en el sector de las piezas de coche usadas un importante aliado del que, seguramente, quedarán completamente satisfechas.