Diferencias y funcionalidades del motor de coche

Portada » Noticias sobre desguaces » Diferencias y funcionalidades del motor de coche

Diferencias y funcionalidades del motor de coche

motor-coche

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El motor supone la parte fundamental de un vehículo pues sin él, sería imposible su puesta en funcionamiento. Para que un coche funcione normalmente se emplean dos tipos diferentes de motor: el de gasolina y el diesel.

La diferencia principal entre uno y otro se centra, entre otros aspectos, en el tipo de combustible. De esta forma, encontramos,  por un lado, el motor de explosión ciclo Otto (en honor a su inventor, Nikolaus August Otto) más conocido como motor de gasolina y, por otro lado, el motor de combustión, conocido comúnmente por motor Diésel (en honor a su inventor Rudolf Diésel)

El funcionamiento básico, tanto de uno como otro, es generar energía a través de un combustible que arde dentro de un recinto llamado cámara de combustión.

Ambos motores comparten muchas piezas iguales o parecidas de su estructura y funcionamiento. Sin embargo, hay otros aspectos que difieren según se trate de un tipo de motor u otro.

En un principio, tanto los motores de gasolina y los diesel se pueden emplear para las mismas funciones. Sin embargo, cuando se necesita una gran potencia (hablamos de poner en funcionamiento una locomotora o un barco) se emplea, únicamente, un motor de combustión interna o diesel.

¿Cómo funciona un motor de gasolina y un motor diesel?

En el motor de gasolina, se mezcla este combustible con aire y se quema en el interior de los cilindros. La presión que se genera, a través de los pistones, bielas y el cigüeñal, provocan el funcionamiento del vehículo.

En el motor diesel, el aire que entra en los cilindros se comprime y alcanza elevadas temperaturas. Una vez llegado a este punto, el combustible se inyecta de forma pulverizada al interior de los cilindros, donde se quema. Como resultado de la presión que se genera en las diversas piezas que componen el motor, da como resultado, la fuerza motriz que provocará el funcionamiento del vehículo.

¿Qué piezas tienen en común ambos motores?

Los motores de gasolina y los diésel una serie de piezas comunes, como son:

–          Bloque de cilindros: es la parte fundamental del motor que forma su estructura.

–          Cigüeñal: permite que el movimiento de arriba hacia debajo de los pistones se transforme en un movimiento rotatorio.

–          Biela: Transmite la presión de la combustión recibida por los pistones al cigüeñal.

–          Pistón: Reciben la presión generada por la combustión del combustible y se traslada de arriba hacia abajo en los cilindros de forma continua.

–          Culata: Proporciona la cámara de combustión y el mecanismo de válvulas.

–          Válvula del volante del motor: facilita la rotación del motor.

–          Válvula Carter de aceite: almacena el aceite del motor.

En algún momento de la vida del vehículo, puede verse afectada alguna de las piezas que componen el motor del coche. Sin embargo, esto tiene, en muchas ocasiones, una fácil solución consistente en el recambio de alguna de las piezas que lo forman.

Muchas de estas piezas se pueden encontrar en los desguaces de coches. También en los talleres de vehículos, pero puede que el coste de la pieza sea más elevada que en algún desguace que tengamos en la ciudad. Además, existen nuevas alternativas online muy interesantes, que permiten contactar con una gran diversidad de desguaces en España  a la vez. Aquel desguace que disponga de la pieza que el usuario necesita, se podrá en contacto con éste en cuestión de días. Sin duda, una iniciativa muy interesante.

5 Septiembre 2012||