Curiosidad ¿Se puede viajar como copiloto en un camión?

Portada » Noticias sobre desguaces » Curiosidad ¿Se puede viajar como copiloto en un camión?

Curiosidad ¿Se puede viajar como copiloto en un camión?

conductor-de-camion

Al igual que nos preocupamos por tener piezas de camiones de repuesto en caso de que suceda una avería mecánica en ruta y podamos solucionarla sobre la marcha, hay muchos detalles que debemos tener en cuenta a la hora de llevar un camión. Una de las preguntas más normales es si se puede viajar como copiloto en un camión.

La respuesta es un poco compleja porque depende de diferentes situaciones. Por ejemplo, si el camión es nuestro y somos autónomos podremos llevar a quien queramos, pero eso sí, cumpliendo con la normativa; es decir, siempre que no se sobrepásenlas plazas autorizadas del camión.

Otra cosa es si trabajamos como asalariados para una empresa de transporte. Normalmente las empresas solo permiten llevar a personas autorizadas, que normalmente suelen ser compañeros de trabajo. Si vamos con una persona ajena a la empresa y se produce un accidente, la compañía de seguros no se haría cargo de los daños personales de los acompañantes.

Otro aspecto podemos encontrarlo en el artículo 95.1 de la Ley de Ordenación de los Transportes terrestres, reformada por la Ley  9/2013, donde se puede leer: “Durante la realización de transportes por carretera deberán respetarse los límites legal o reglamentariamente establecidos con carácter general en relación con la masa máxima de los vehículos, así como los expresamente señalados para el vehículo utilizado en su permiso de circulación y demás documentación que se ampare para circular”.

En este caso, donde dice “los específicamente señalados… en su permiso de circulación”, quiere decir que siempre que no se sobrepasen las plazas autorizadas del camión. Por lo que sí se podría llevar en nuestro camión a un familiar o amigo, siempre que no sobrepase las plazas autorizadas en el permiso de circulación, aunque lo mejor es leer bien el contrato de la compañía aseguradora así como la normativa de la empresa para la que trabajemos en caso de que el camión no sea nuestro.