Por qué comprar piezas de repuesto usadas

Portada » Noticias sobre desguaces » Por qué comprar piezas de repuesto usadas

Por qué comprar piezas de repuesto usadas

 pieza-repuesto

Hay mucha gente que afirma que el hecho de comprarse una pieza de un desguace no es muy seguro, pero ante esta clase de situaciones podemos lanzar una pregunta que puede responder y rebatir esa afirmación de una manera muy sencilla: si compramos coches de segunda mano ¿por qué no comprar recambios de vehículos usados?

Puede haber cierta hipocresía entre lo que digan algunas personas y lo que verdaderamente piensen porque todas las piezas de un coche de segunda mano son usadas, por lo tanto esa clase de observaciones no hacen más que refrendar que comprar una pieza de desguace es algo de lo más normal del mundo, especialmente si se mira un poco por la economía.

Atrás quedan aquellos tiempos cuando el coche comenzaba a fallar toda la familia empezaba a pensar en comprarse un coche nuevo. Los tiempos de bonanza se acabaron para muchas personas y desde hace tiempo es normal no solo comprarse un coche de segunda mano sino también comprar piezas para el automóvil en un centro de desguaces.

Si somos unos manitas, las piezas podríamos cambiarlas incluso nosotros mismos, por lo que la mano de obra del mecánico también quedaría fuera del gasto para determinada reparación o cambio de la pieza en mal estado por una en condiciones, aunque, siendo sinceros, esto ya no está al alcance de todo el mundo. Puede cambiarse una bombilla, un faro, asientos, una llanta, etc. pero ya en cosas de sistema eléctrico o mecánico del coche, lo mejor es que lo haga un profesional para que nos dé la máxima garantía en cuanto a montaje se refiere y tengamos toda la seguridad de que ha quedado en óptimas condiciones.

pive5-p9dps

Siendo sinceros ¿pagaríais más por una pieza que os hará el mismo servicio que una pieza usada? La economía no está para hacer demasiados gastos y todo lo referente a ahorrar en la economía doméstica siempre será de recibo. Por esa razón debemos contar con un desguace que nos ofrezca la garantía de que todas las piezas que tiene en stock están completamente revisadas y garantizadas, con lo que ya estaremos ahorrando frente a la compra de piezas nuevas.

Internet ha llegado a estos establecimientos y en la red de redes han visto una formidable oportunidad de negocio, algo bueno para ellos, pero también para los clientes, porque podrán buscar determinada pieza prácticamente al instante, sabiendo que realmente la tienen en stock y se podrá reservar, ahorrando el tiempo que llevaría ir al desguace y buscar la pieza. De esta forma ambas partes ganan, uno diversifica su negocio y otro encuentra lo que busca de una manera más sencilla y rápida.

Los desguaces  ya no son lo que eran y actualmente se han convertido en puntos de referencia para el ahorro en las reparaciones o cambio de piezas de nuestros vehículos, con total garantía; pero eso sí, siempre hay que acudir a un desguace de confianza, con experiencia contrastada y si puede ser, buscar en Internet su web, los comentarios y todo lo que nos ofrecen, porque en una reparación no nos la podemos jugar.